protocolo

Dignidad real

Hay algo que es incontestable e incuestionable: “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria” (punto 3 artículo 1 de la Constitución). Respecto al soberano “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones…ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes” (punto 1 artículo 56). “Los actos del Rey serán refrendados por el Presidente del Gobierno y, en su caso, por los Ministros competentes”(punto 1 artículo 64).“La justicia emana del  pueblo y se administra en  nombre del Rey  por  Jueces y Magistrados integrantes del  poder judicial” (punto 1 artículo 117)

Sacamos esto a colación a tenor de lo sucedido con la ausencia de Felipe VI en el acto de entrega de la 69 promoción de despachos a los futuros jueces celebrado en Barcelona, sede de la Escuela Judicial y que ha generado una polémica, cuando la Casa Real días antes había confirmado su presencia, pero el Gobierno decidió que no estuviese en este evento, debido a cuestiones políticas y que ello supusiera que su presencia molestase a algunos partidos catalanes de tendencias independentistas.

Desde que se creó esta institución en 1977, siempre el rey-antes Juan Carlos I- había presidido esta ceremonia. Esta situación suscitó un revuelo en el ámbito judicial, entendiendo que la figura del monarca es imprescindible en estos actos-Felipe VI acababa de participar en la Apertura del Año Judicial- El pasado año, no hubo ningún problema con la presencia del rey en esta misma ceremonia de entrega de despachos, pues la misma se llevó a cabo en Madrid por los actos de conmemoración del 40 aniversario de la Constitución.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, quien finalmente presidió esta ceremonia, en su discurso puso de relieve el «enorme pesar por la ausencia del rey que rompe una tradición de 20 años», recordando que responde al «especial vínculo constitucional de la Corona con el poder judicial, ya desde la Constitución de Cádiz de 1812, y que sirve además para resaltar la dignidad de su función”. Y enfatizó «que la administración de la Justicia se hace en nombre de quien simboliza la unidad y permanencia del Estado» considerando que la presencia del monarca «va mucho más allá de lo protocolario porque es una expresión de apoyo de la corona al poder judicial en su defensa de la Constitución».

Cómo están las cosas que el mismo ministro de Justicia-Notario Mayor del Reino-reconoció que había propuesto a CGPJ aplazar este acto para evitar tensiones y añadió que el Gobierno actuó en función de unas razones que «desaconsejaban la presencia» del propio Felipe VI en la capital catalana, dixit Juan Carlos Campo.

Es obvio que se ha producido un cruce de Poderes del Estado, cuestionando la propia Jefatura del mismo.

Anuncio publicitario
Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s