Artículos, Banderas, normativa oficial, parlamentos, protocolo

Ahora el escudo

Hace dos años, nos hacíamos eco de que el Parlamento de Navarra había derogado Ley de Símbolos (24/2003) de esa Comunidad, lo que faculta a las instituciones navarras a izar la bandera de Euskadi. En la proposición de ley foral se justifica que la actual regulación “ha contribuido a un camino de enfrentamiento y prohibición de símbolos que eran mayoritariamente aceptados por distintas entidades locales junto a los símbolos oficiales”. Al mismo tiempo, el Consejo de Navarra advertía que dicha revocación “puede producir una situación de incertidumbre jurídica sobre la utilización de los símbolos contraria al ordenamiento jurídico”.
Pues bien, nuevamente tenemos que referirnos al conflicto que tienen en aquella comunidad autónoma respecto a los símbolos, debido a que Geroa Bai, va a presionar al PSN para que se pueda autorizar por ley al Ejecutivo vasco a incluir el escudo de Navarra en el de esta comunidad autónoma vecina. La misma formación nacionalista plantea que la futura Ley de Símbolos que se tramita en el Parlamento de Navarra posibilite que las cadenas de oro sobre fondo rojo que simbolizan la comunidad foral se vuelvan a incorporar al emblema oficial del País Vasco (cabe recordar que en 1985 el Tribunal Constitucional resolvió eliminar las cadenas navarras del escudo del País Vasco por «invadir y lesionar el ámbito competencial navarro».
Justifica su propuesta para “solucionar una cuestión que persiste por la no concreción legal de la misma”. La enmienda se incluye como una disposición adicional bajo el título “Uso extraordinario del escudo de Navarra”. Pretende así que se legalice el uso institucional de la ikurriña en Navarra: “Sin el carácter oficial ni la protección jurídica que les otorga esta ley foral y otras leyes vigentes en Navarra y en el Estado, podrá acompañar a las banderas oficiales de la Unión Europea, España y Navarra, pero sin colocarse en solitario, ni en tamaño mayor, la ikurriña, en aquellas instituciones, administraciones públicas y entidades públicas de Navarra en que así lo acuerde su órgano máximo colegiado por mayoría de sus miembros”. Su propósito “establecer un régimen de uso público de las banderas por las instituciones y entidades públicas de la Administración local más permisivo, democrático y tolerante, y menos autoritario y represivo”. Y van más allá, pues proponen que se permita por ley a los ayuntamientos exhibir la bandera republicana cada 14 de abril “como homenaje a las personas que lucharon y murieron por defender los principios y valores democráticos de la II República y los gobiernos legítimamente establecidos y democráticamente elegidos en el periodo entre 1931-1939”.
Una vez más se pone de manifiesto que no hay voluntad política en cuanto a actuar con coherencia respecto a lo que representan los símbolos y cometiendo repetidas vulneraciones de una Ley que deja bien claro cual es la enseña del Estado y cuales las de las distintas autonomías.

Anuncio publicitario
Estándar